martes, 19 de agosto de 2014

El desalojo de la montaña




A casi dos mil metros de altitud, bajo Las mayores cumbres de Sierra Nevada, esta alberca en desuso simboliza perfectamente la transformación que ha sufrido el significado de la montaña para el hombre durante los últimos cuarenta años.
Aquí, a dos horas a pie del punto más cercano donde puede llegar un vehículo motorizado, vivieron durante muchos veranos María y Manuel, los últimos pastores trashumantes del Alto Genil.
María me contaba como conoció todas estas altas laderas sembradas aquí y allá, ocupadas los meses estivales por gentes que se afanaban trabajando la tierra y pastoreando los animales.
Esta misma alberca era parte de un ingenioso sistema de abastecimiento de agua que regaba una rica huerta a 2000 metros de altitud y abastecía todas las necesidades del cortijo.
Hoy, ese antiguo cortijo donde María y Manuel establecían su hogar durante seis meses al año, donde colgaban de las paredes las cazuelas, pleitas, aperos, donde María ponía a secar sus quesos de cabra, es un refugio para montañeros que recorren los caminos con prisa, la mayoría de las veces ajenos a toda la maravillosa historia que todas estas montañas atesoran.
Toda una cultura que se ha ido sin darnos cuenta,  desvaneciéndose con sus últimos protagonistas, cuyo rastro permanece únicamente en la memoria de quienes la vivieron o aquellos que tuvieron interés por acercarse y conocer la parte humana de esta imponente Sierra Nevada.

martes, 11 de febrero de 2014

Amazig


Recorriendo senderos en territorio AMAZIG