jueves, 2 de abril de 2009

El beso


Hay veces que uno es espectador de sucesos mágicos y extraños, que nuestra mente intenta ordenar los elementos naturales tratando de crear mundos de fantasía, de imaginar historias imposibles.

Como un tímido flirteo entre el gran señor de piedra y la joven y tímida majuela que extiende su mano ofreciéndola al beso del amado.